Tarta esponjosa de queso

(1 comentarios)
Tarta esponjosa de queso
  • Invitados: 8 Personas
  • Tiempo Prep: 120 min
  • Cocción: 90 min

Alergias

Un bizcocho sensacional, que os encantará por su esponjosidad y sabor, apto para todos los públicos, de hecho se le conoce como el bizcocho japonés. Podéis consumirlo como postre o para un desayuno o merienda.

Ingredientes para Tarta esponjosa de queso

Puedes tachar los ingredientes que ya tienes imprimirlos para crear tu lista de la compra

Preparación para Tarta esponjosa de queso

Marca los pasos que ya has hecho


  1. Precalentaremos el horno a 160°C y poner a hervir un cazo con agua para el baño maría.
  2. Calentaremos un cazo con agua al fuego, dejándola que hierva.
  3. En un bol, pondremos la mantequilla, cortada a dados, el queso y la leche. Colocaremos este bol sobre el cazo y esperar a que se derrita tanto la mantequilla cono el queso, al baño maría. Removerlo de vez en cuando.
  4. Cuando se haya derretido todo, retiraremos el bol. Dejar que la mezcla que se enfríe en otro bol.
  5. En cuanto se haya enfriado todo, incorporaremos la harina, las yemas de huevo, la maicena y la sal, mezclándolo bien.
  6. Por otro lado, montaremos las claras a punto de nieve, poniendo las claras en el vaso de la batidora y en cuanto empiecen a estar espumosas, añadiremos el cremor tártaro.
  7. Seguiremos montando y en cuanto empiecen a estar más espumosas, añadiremos el azúcar, continuando batiendo, hasta que se formen picos. Las claras deben quedar muy duras.
  8. Con mucho cuidado, con movimientos envolventes de abajo arriba y con una espátula, incorporaremos las claras a la crema de queso y yemas. Mezclarlas bien, hasta que los ingredientes se integren.
  9. Prepararemos el molde  de unos 22 cm. de diámetro, para la tarta de queso.
  10. Lo forraremos por dentro con papel de hornear, dejando que el papel sobresalga del molde considerablemente para cuando el pastel suba. Para que se pegue el papel al molde, simplemente lo engrasaremos con un poco con mantequilla.
  11. Llenaremos la bandeja para el baño maría con agua hirviendo y la meteremos en el horno.
  12. Hornearemos el bizcocho, durante unos 90 minutos, más o menos. Cuando lleve de 30 a 40 minutos horneándose, el pastel se dorará y para evitar que la parte superior se nos queme, lo cubriremos con papel de aluminio, hasta que finalice la cocción.
  13. En este momento, si vemos que ya se ha evaporado parte del agua, añadiremos más, porque mantendremos una olla con agua hirviendo, mientras dure la cocción.
  14. Transcurrido el tiempo, pincharemos el bizcocho con un palillo, para comprobar que está listo y apagaremos el horno, dejando la tarta dentro, dejando abierta un poco la puerta. No la sacaremos del horno, hasta que se haya enfriado ( unas 3 horas).
  15. Cuando esté fría, La desmoldaremos con cuidado, cubriéndola con papel film y dejándola reposar en la nevera unas 6 horas, nos quedará más sabrosa, pero se puede consumir a partir de ese momento
  16. La podemos conservar tapada en la nevera, máximo unos 5 días.
Compártela con tus amigos!!

Grupos de recetas

También te podrían gustar

Comentarios (1)


    Comenta y valora la receta de Tarta esponjosa de queso

    Enviar

    Perdona! No estás registrado.

    Síguenos

    CARGANDO...